Cuando sufres una enfermedad o has tenido un accidente que ha derivado en incapacidad permanente no solo puedes solicitar una pensión por incapacidad. También, existen ayudas económicas y beneficios sociales destinados a la incapacidad permanente. 

Las personas con Incapacidad Permanente son consideradas como personas con discapacidad para estas ayudas y beneficios sociales. Considerando personas con discapacidad aquellas a las que se les haya reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento. 

A continuación, vamos a contaros algunos de los beneficios sociales y fiscales a los que podrás optar si sufres una incapacidad permanente reconocida. 

Fuente de ingresos alternativa 

Uno de los beneficios de carácter personal que obtienes cuando tu incapacidad permanente es reconocida es el hecho de poder trabajar en otro puesto de trabajo incluso dentro de tu propia empresa que se adapte a tu estado de salud, dolencia o padecimiento. 

De este modo podrás tener la posibilidad de obtener una fuente de ingresos adicional que completará la cuantía de tu pensión por incapacidad permanente. 

Inserción laboral 

Las personas con incapacidad permanente reconocida cuentan con un número de plazas reservadas de empleo público, además, también, en empresas privadas. 

Ayudas económicas 

Existen varios tipos de ayudas económicas que dependen del grado de incapacidad permanente reconocida, es decir, del tipo de limitaciones que tenga en su vida diaria. Por ello ofrecen ayudas como, por ejemplo, en alquileres de viviendas, compras, para autónomos, en matriculación de vehículos. 

Los beneficios de tipo social derivados de la obtención del certificado de incapacidad son: 

  • Reducciones en la base liquidable del IRPF, aumentando el mínimo personal y familiar de los contribuyentes con incapacidad de 5.500€ a 8.500€, alcanzando los 14.500€ en el caso de un grado de discapacidad igual o superior a 65 por ciento de 14.500€. 
  • Se aplicará un 4% de IVA a la compra de un vehículo para personas discapacitadas. 
  • Exención en el impuesto de matriculación y de circulación de vehículos. 
  • Subvención de los intereses del préstamo solicitado para la compra de una vivienda de protección oficial. 
  • Ayudas para el pago de la entrada de una vivienda que dependen del plan de vivienda al que se acoja el beneficiario. 

 

Beneficios en gastos farmacéuticos 

Las personas con incapacidad permanente pueden beneficiarse de precios reducidos en los medicamentos recetados, que variaran dependiendo de la renta del incapacitado y su condición. 

Equipamiento médico 

El discapacitado puede solicitar una reducción del pago o incluso la totalidad del pago de equipos médicos necesarios para su discapacidad. 

Adaptación de vivienda y vehículos 

Al igual que para los equipos médicos también es posible recibir ayudas para adaptar la vivienda o vehículo si la discapacidad limita su movilidad. 

Transporte público 

Las personas con incapacidad tienen derecho a una reducción del precio del abono transporte, que varía dependiendo de la comunidad y del grado de dicha incapacidad. 

Descuentos en ocio y cultura 

Es posible encontrar descuentos o incluso entradas gratuitas para personas con incapacidad en muchas instituciones tanto públicas como privadas. 

Estacionamiento 

Es posible solicitar la creación de plazas reservadas cerca de la vivienda habitual y del trabajo la persona con incapacidad. Además, podrá solicitar la tarjeta de aparcamiento para las plazas reservadas para discapacitados. 

Becas 

Existen becas de estudios destinadas a personas con discapacidades tanto en instituciones públicas como privadas. Estas becas dependen de la institución por lo que para informar sobre los detalles de la ayuda lo mejor es dirigirse a la institución de la que se quiere la información. 

Si tienes cualquier duda, deja tu comentario y te responderemos con la mayor brevedad posible. Si necesitas asesoramiento para cualquier solicitud de incapacidad permanente, en Tierno Centella Abogados, ¡estaremos encantados en ayudarte! 

descarga ebook incapacidad permanente.

¿Qué es la incapacidad permanente?