Un despido es una de las situaciones más difíciles de la vida laboral de una persona. No sólo por lo que conlleva profesionalmente, si no también lo que conlleva en el entorno personal. Si, además, esto va acompañado a que no ha sido adecuado puedes cometer errores que no te beneficiaran a la hora de actuar. Por ello, en este post vamos a contarte los pasos que debes de seguir antes de proceder a demandar. También hablaremos sobre qué debes comprobar cuando has sido despedido. 

Exigir tu carta de despido por escrito 

En esta carta deberá aparecer el tipo de cese de tu trabajo, los motivos que han llevado a la empresa a llevarlo a cabo y la fecha de efectos. Deberá cumplir todos los requisitos que se establecen en el Estatuto de los Trabajadores. Si esto no se cumple el cese laboral podrá llegar a ser nulo. 

Por ello esta carta es de gran importancia y nunca debemos rechazar su entrega. Cuando su notificación se hace efectiva comienzan a contar los efectos del despido. 

Estudiar la carta de despido 

Una vez poseamos nuestra carta de despido debemos examinarla para comprobar que contiene la información pertinente. A parte de la descripción de las causas y fechas de comunicación, debe incluir la indemnización en caso de despido objetivo y la firma y sello del departamento a cargo de despedir al trabajador. Todo lo que no conste en esta carta no podrá ser utilizado por la empresa en el juicio. 

Plazo para demandar 

Una vez tenemos conocimiento de la fecha de efectos del despido, debemos comprobar si seguimos en plazo para impugnar judicialmente el despido y cuánto tiempo tenemos para presentar la papeleta de conciliación laboral.  

El plazo de impugnación es de 20 días hábiles. Este plazo empieza a contar desde el día siguiente de la finalización de la relación laboral. 

Identificar el tipo de despido 

Esto es importante ya que cada tipo de despido tiene unos requisitos y derechos diferentes. Debemos saber claramente cuál ha sido nuestro tipo de cese laboral. Si no lo tenemos claro es recomendable ponernos en manos de un profesional. 

Además, debemos comprobar los elementos comunes de la carta de cesión del contrato laboral y verificar si se ha seguido correctamente el procedimiento que conlleva dependiendo del motivo de despido. 

Comprobar finiquito e indemnización

El finiquito debe ser aportado por la empresa y debe tener los conceptos que se te deben a fecha de efectos del despido. Además, cada tipo de despido requiere una indemnización y una cantidad de días que deben de darse entre las diferentes fases. Si alguna de estas obligaciones no es cumplida, podría declararse el despido como improcedente o nulo. 

Comprobar el convenio colectivo 

Este convenio suele venir recogido en el contrato de trabajo. Para saber si la relación laboral que tenemos con la empresa está dentro del ámbito de aplicación de ese convenio debemos acudir a los primeros artículos del convenio. 

En este convenio podremos verificar los puntos anteriores ya que establece las obligaciones a la hora de proceder a la cesión de la relación laboral. Con el debemos comprobar lo siguiente: 

  • Si el salario es correcto en relación con la jornada laboral y el grupo profesional al que pertenecemos. 
  • En el caso de que se trate de un despido disciplinario, que exigencia de realizar un expediente sancionador contradictorio tenemos. 
  • Si nos corresponden más horas o realizamos la jornada adecuadamente. 

Cuando hayamos realizado los pasos anteriores y hayamos comprobado todos los elementos llegando a la conclusión de demandar a nuestra empresa, lo recomendable es contratar a un profesional para que nos brinde el asesoramiento necesario para llevar a cabo el procedimiento.  

 

Si tienes un caso en particular que te genera dudas o necesitas asesoramiento, en Tierno Centella estamos a tu disposición, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.