Los municipios pueden cobrar un canon por la prestación de determinados servicios públicos. En el artículo explicamos cómo se aplican las tasas municipales y la jurisprudencia.

El concepto de tasas municipales

La principal idea de las tasas municipales es que todos paguen por un servicio en común. Generalmente, se utiliza para aquellos servicios que corresponden a los municipios o los que asume por delegación.

Una condición para asumir una tasa es que el municipio, efectivamente, preste el servicio. De lo contrario, no se podría cobrar ese gravamen. Además, y a diferencia de los impuestos, la tasa ha de limitarse a cubrir el coste de la prestación del servicio.

Ahora bien, y ahí está el problema, la jurisprudencia española indica que el pago de las tasas no genera derechos. Por este motivo, en el pago de la tasa de residuos en municipios rurales suele haber problemas. Puede suceder que se tenga que pagar una tasa por un servicio que no se recibe. Eso sí, esto sucede en casos muy concretos y marginales.

Ante la doble circunstancia de la obligatoriedad y de la no generación de derechos, conviene protegerse. No en vano, esta es una puerta abierta a la discrecionalidad. Por lo tanto, convendría saber cómo calcular la tasa y si, efectivamente, se recibe el servicio.

Cómo se calcula una tasa

La tasa se tiene que calcular en base a un criterio objetivo, que es el uso. Por ejemplo, en una tasa de basuras se tendrá en cuenta el tamaño del inmueble y los posibles residuos que genera. En una tasa de cementerio municipal, en cambio, solo pagarán aquellos que tengan un nicho. Finalmente, en el caso de la tasa de agua, se pagará por la cantidad que se esté consumiendo.

Si bien hay municipios que han intentado introducir elementos de progresividad, eso, en principio, no sería tan fácil. No hay que olvidar que aquí se paga por el servicio realizado. Por este motivo, y aunque a veces se establecen determinados baremos, suele ser un cálculo ajustado a la realidad.

Un consejo para comprobar que, efectivamente, pagas lo que te corresponde, es revisar estos baremos. Como el municipio tiene la obligación de hacerlos públicos, puedes hacer los cálculos. En caso de que no coincidan las cantidades, podrías realizar una reclamación.

¿Y si el ayuntamiento no presta el servicio por el que cobra?

Como hemos indicado antes, aunque la tasa municipal se paga por un servicio, el abono no genera necesariamente derechos. En cualquier caso, para comprobar si el ayuntamiento está cometiendo una ilegalidad, habría que consultar el planeamiento.

Supongamos que en el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) hay una casa en suelo urbano y con su cédula de habitabilidad. Si no hay contenedores en las proximidades o no hay un servicio de recogida de basuras, el ayuntamiento tendría un problema. Ahora bien, es importante comprobar que, efectivamente, es así.

Los casos por los que no se presta el servicio pueden ser varios. En primer lugar, en tiempos de crisis los ayuntamientos no quieren asumir costes suplementarios. Esto significa que, quizás, no quieran instalar más contenedores para recortar las rutas. Si esto sucede, convendría tener en cuenta que puede haber más problemas en otras tasas municipales.

Por otra parte, es más común de lo que parece, sobre todo en municipios pequeños, que se tomen represalias contra vecinos políticamente no adictos. En este caso, conviene tener un asesoramiento profesional para reclamar el servicio que se paga.

Finalmente, y aunque no debería ser así, es posible que el servicio no se preste por desidia. Cuando esto sucede, lo que te recomendamos es que envíes requerimientos con acuse de recibo y que, si no hay respuesta, optes por la vía contenciosa.

Asesorarse con abogados especializados

Los abogados especializados en derecho tributario o contencioso pueden ayudar a las personas en estos casos. Muchas veces, para que la Administración te escuche es necesario recurrir a la vía judicial. En Tierno Centella podemos ayudarte a que todo sea más sencillo.

Contamos con un equipo de profesionales del derecho que pueden indicarte si la tasa se ajusta a la ley. Además, nos encargamos de representarte ante los tribunales y administraciones. Finalmente, has de saber que este tipo de servicio lo prestamos a profesionales y empresas indistintamente. La experiencia en casos conflictivos es nuestro mejor aval para que nos contrates.

En definitiva, si necesitas ayuda por una tasa abusiva, te animamos a que nos contactes. De esta manera, conocerás todas las posibilidades que tenemos a tu alcance y tomarás decisiones racionales. Estamos convencidos de que te podemos ayudar en tu pleito.