¿Cuál es la indemnización por despido improcedente? Cuando ocurre algo así, siempre tenemos que preguntárnoslo. No podemos dejar cabos sueltos y necesitamos saber cuál será la compensación.

 

Antes de descubrir qué nos corresponde como indemnización por despido improcedente, por supuesto, preferimos que no se produzca el despido. En ocasiones, no hay otro remedio pero, cuando ocurre de manera injusta, ya nos planteamos otros problemas.

Causas de un despido

Antes de conocer la indemnización por despido improcedente tenemos que conocer las causas del despido. Es obvio que no se puede despedir a la ligera porque, cada acto, tiene sus consecuencias. Nos encontramos con diferentes tipos de despidos, entre los cuales se encuentra el improcedente.

  • Despido colectivo: en este caso, debido a la reducción del presupuesto para mantener la empresa, se reduce la colaboración de los trabajadores.
  • Despido objetivo: cuando se produce un quebrantamiento de las normas de la empresa. También se da cuando la empresa no puede continuar pagando un salario prescindible. Otro motivo puede ser que estén pasando por apuros económicos.
  • Y el despido disciplinario: se trata de un despido sin preaviso obligatorio por parte de la empresa. En este caso, el trabajador ha incumplido las normas de manera continua y los valores de la empresa. Este tipo de despido puede ser procedente, en el caso de que sea todo cierto. Pero también, todo lo contrario y encontrarnos con el despido improcedente.

Despido improcedente

La indemnización por despido improcedente comienza a barajarse en el momento en el que el trabajador se da cuenta de que ha sido despedido sin razones suficientes. En esta parte, nos encontramos con un trabajador que ha sido despedido de manera injusta e injustificada. Es entonces cuando se puede impugnar ese despido. Debido a su origen, el despido disciplinario, no tiene derecho a la indemnización. Pero, si se prueba debidamente, la empresa debe actuar en consecuencia.

La sentencia tras el despido improcedente

Con un abogado experimentado en despidos, la empresa puede optar a la indemnización por despido improcedente. O plantearse la readmisión del trabajador. En estos casos, la relación con la empresa suele ser bastante tensa, y no se suele replantear la readmisión. Pero hay casos en los que sí se produce. Los problemas vuelven a aparecer si, tras la readmisión, el trato o las funciones que le correspondían a ese trabajador cambian. Además de su sueldo, sin previo aviso. Entonces, se debe volver a recurrir a los abogados para solicitar la indemnización y, además, los gastos de las tramitaciones por el despido improcedente.

¿Cuál es la indemnización por despido improcedente?

En conclusión, cuando se llega a la indemnización por despido improcedente hay que hacer unos cálculos sencillos. ¿Qué tenemos que tener en cuenta?

  • La cantidad de meses trabajados.
  • El sueldo percibido en los últimos 12 meses.
  • La cantidad percibida como paga extra.
  • Si el contrato es posterior al 12 de febrero de 2012, se puede optar a la readmisión o, simplemente, la indemnización.

En el caso que el contrato es de antes del 12 de febrero de 2012, la indemnización corresponderá a 45 días de sueldo por año trabajado. Si es posterior, la indemnización se reduce a 33.

Para descubrir la indemnización por despido improcedente tenemos que coger el sueldo mensual de los 12 meses. Le sumamos las dos pagas que le corresponden y, el resultado, lo dividimos entre 12 meses. La cantidad resultante la volvemos a dividir entre 30, para saber el salario/día.

  • 200×12= 14.400+(2×1.200)= 16.800
  • 800/12=1.400
  • 400/30=46.66 salario/día

Después, tomamos los meses que se ha trabajado. No importa si se le ha despedido un día antes de que cerrara un mes. Por ejemplo, si se le contrata un 16 de marzo y se le despide un 12 de marzo. El mes cuenta, como entero. Así que, si ha trabajado un total de dos años, sacamos el número total de días.

  • 365×2=730 días trabajados

Pero recordemos que, primero, solo nos corresponde 45 o 33 días de salariopor año trabajado. Entonces, tenemos que descubrir qué días son indemnizables.

  • 730 días trabajados x 33 de salario correspondiente por año = 24.090
  • 090/365 = 66 días indemnizables.

Solo nos queda multiplicar ambos resultados para descubrir la indemnización por despido improcedente.

  • 66 de salario por día x 66 días indemnizables= 3079.56 es la indemnización correcta.

Más información en Tierno Centella Abogados

Si es tu caso, debes informarte lo antes posible de cuál es la indemnización por despido improcedente. Con un equipo especializado en despidos podemos asegurarte conseguir lo que te mereces. Solo tienes que contactar con nosotros. Nos reuniremos para que nos cuentes tu caso y así veremos las diferentes posibilidades de actuación para que salgas ganando. No te lo pienses más y recupera lo que es tuyo con la indemnización que te corresponde.