Independientemente del tipo de caso que esté solicitando, ya sea compensación laboral o lesiones personales, siempre es importante contratar a un abogado especializado.

A menudo puede ser tentador contratar a un abogado general, o al que ofrezca una tarifa baja. Es esta situación, podrías estar poniendo tu propio caso en riesgo. En cualquier situación, uno está mejor con un abogado especializado en el área en la que se desarrolla en su tipo de caso.

Razones para contratar a un abogado especializado

En primer lugar, es importante contratar a un abogado especializado porque ellos estarán más familiarizados con las leyes y procesos propios del contencioso al que te enfrentes.

Mayor conocimiento de las leyes y los procedimientos propios del caso

Por ejemplo, si se se trata de un caso de divorcio contencioso, lo mejor es decantarse por un abogado especialista en este tipo de casos. No solo entenderá mejor tu situación, y se desenvolverá mejor en este tipo de leyes. También, los abogados especializados cuentan con una sensibilidad especial para tratar a sus clientes.

Buenas relaciones con los jueces

Otra razón para contratar a un abogado especializado es que es probable que tengan relaciones y conocimiento previo del juez que lleva el caso. La mayoría de los abogados ejercen en un circuito o distrito específico, donde sólo hay unos pocos jueces que juzgan cada tipo de caso.

Si hay un juez que es notoriamente estricto con el consumo de alcohol entre los menores de edad, o con la conducción bajo los efectos del alcohol, un abogado local lo sabrá antes de entrar en la sala del tribunal, y podrá adaptar sus declaraciones en consecuencia.

Entender las reglas e implicaciones de su caso específico

Aparte de contratar a un abogado que esté familiarizado con el área, es inteligente contratar a un abogado que se especialice en un determinado tipo de caso. Mientras que los abogados generales son muy buenos en sus trabajos, si estás buscando presentar un reclamo de compensación de trabajadores en contra de su empleador, te irá está mejor con un abogado que esté familiarizado con el derecho laboral.

Cada tipo de caso, ya sea civil o penal, tiene plazos y políticas únicas que van junto con la recopilación de pruebas y la presentación de archivos, y cada cliente necesita un abogado que sepa la línea de tiempos a la perfección.

Además, un abogado que está familiarizado con un tipo específico de caso es más probable que conozca todos los detalles complicados de esa parte de la ley, y podrá representar mejor tu caso.

Cómo saber si estoy contratando al abogado especializado adecuado

Ya sabemos que es importante contratar a un abogado especializado. Pero más importante es asegurarse de que está contratando al abogado más competente para el trabajo.

Se trata de encontrar al abogado más calificado que pueda encontrar en un área determinada para su caso específico. Cuando busques abogados, no es necesario elegir al primero con el que te reúnas. Es una idea mucho mejor citarse y comprobar las tarifas y servicios de varios abogados de buena reputación en un área concreta.

A partir de ahí, se puede preguntar cuáles son las calificaciones de cada uno, si han manejado casos como el tuyo antes, y así puedes reducir tu búsqueda hasta dar con el abogado ideal para tu caso. Este método te asegura obtener la mejor representación para conseguir el éxito en tu caso.

Al considerar a quién contratar, los clientes a menudo reflexionan sobre las tarifas de un abogado, las particularidades de su caso, o la capacidad de gustar. Pero lo que los clientes a veces pasan por alto, y es muy importante, es contratar a un abogado con experiencia especializada en el manejo de tipos de casos específicos.

Contratando al abogado especializado para mi caso en concreto

Si alguien no tiene un abogado con experiencia que esté capacitado en el área de derecho en la que se encuentra un caso, está poniendo en riesgo su futuro. Mientras que muchos abogados tratarán hacerte creer que todos los casos de lesiones personales son los mismos, la verdad es que cada área de la ley de lesiones personales tiene facetas distintas y peculiares que deben ser completamente entendidas por su representante legal.

Por ejemplo, las leyes que rodean la responsabilidad de las instalaciones no se aplicarían a una reclamación por accidente de tráfico, de la misma manera que la teoría de la responsabilidad estricta raramente se aplicaría a un caso de accidente de tráfico. Conocer los matices legales, estatutos y precedentes relevantes del caso puede hacer o romper una reclamación.