Si has sufrido un accidente en el trabajo, y desgraciadamente, sufres secuelas que te impiden desempeñar tu trabajo habitual de forma normal, posiblemente, te estarás planteando solicitar la Incapacidad Permanente.  

A continuación, te contaremos qué hacer en caso de haber sufrido un accidente en el trabajo y por lo tanto solicitar la Incapacidad Permanente, los requisitos y particularidades que tienen dicha solicitud, los diferentes grados de Incapacidad Permanente que hay y toda la información necesaria para saber qué hacer en esta situación.

Cuando consideran dar la Incapacidad Permanente

La Incapacidad Permanente por accidente de trabajo se acepta cuando las secuelas de dicho accidente limitan o impiden desempeñar su trabajo de forma habitual.  

A nivel legal la Incapacidad Permanente existirá si se cumplen estos tres supuestos: 

  • Que las secuelas del accidente, pese haberse sometido a tratamientos, permanezcan de manera definitiva. 
  • Que las lesiones sean objetivas. Se puedan valorar. 
  • Que tengan la suficiente importancia para limitar o impedir su trabajo.

También se aceptan cuando el accidente se produce en el trayecto desde el domicilio personal hasta el puesto de trabajo, o cuando se produce en la duración de una actividad laboral encargada por la empresa, pero fuera del lugar de trabajo. Estas dos opciones, al igual que la primera, se aceptarán siempre y cuando las lesiones impidan desempeñar su trabajo de forma normal. 

Por otro lado, si hay un accidente en el trabajo de algún empleado, la empresa únicamente será responsable si se diese alguna de estas situaciones: Cuando el accidente se produzca por una negligencia empresarial, cuando el trabajador no está dado de alta correctamente en la Seguridad Social o cuando no hayan tomado las medidas requeridas para la seguridad de sus empleados. 

En estas ocasiones la empresa pagará por cuenta propia al empleado la prestación por Incapacidad Permanente correspondiente. El empleado por su parte podrá demandar a la empresa por daños y perjuicios.

Requisitos para solicitar la Incapacidad Permanente

En caso de sufrir un accidente en el trabajo y tener que solicitar la Incapacidad Permanente, no es necesario, en cualquiera de sus grados, tener ningún periodo de cotización previo al accidente. 

El único requisito que es imprescindible es estar dado de alta en la Seguridad Social en el momento del accidente. En caso de que la empresa no te haya dado de alta por omisión o por algún error de gestión, pero estás trabajando, se sobreentiende que el requisito de estar dado de alta en la Seguridad Social se cumple.

¿Cómo solicitar la Incapacidad Permanente?

La solicitud de la Incapacidad Permanente compete al Instituto Nacional de la Seguridad Social. Por lo que uno de los primeros pasos es descargarse el modelo oficial de solicitud. La entrega y gestión de dicha solicitud se hará en el Instituto Nacional de la Seguridad Social. 

Documentos que presentar junto con la solicitud de la Incapacidad Permanente: 

  • Documento Nacional de identidad (DNI) del solicitante y de su abogado. 
  • Si el solicitante es menor o tiene establecido un tutor legal, documentos que confirmen dichas situaciones. 
  • Historial médico (pruebas, tratamientos, informes) 
  • Parte de accidente en el trabajo en el que se especifica el suceso. 
  • Certificado emitido por la empresa donde aparezcan los salarios del solicitante del año anterior al accidente.

Si tienes cualquier duda al respecto, podrás ponerte en contacto con nuestro equipo de especialistas. ¡Contáctanos!

descarga ebook incapacidad permanente.

¿Qué es la incapacidad permanente?