La primera tipificación de las conductas consideradas como acoso en el entorno laboral la realizo en la década de los 80 el profesor sueco, Heinz Leymann, el cual publicó un inventario que identificaba las citadas conductas.
El profesor Leymann diferenciaba cinco conductas que, reproducidas con frecuencia, hacen mermar la salud física y mental de cualquier persona. Las conductas que se van a analizar son las siguientes:

 Limitación de las comunicaciones.
 Limitación del contacto social
 Desprestigio del trabajador delante de sus compañeros.
 Desprestigio y desacreditación de la capacidad profesional y laboral del trabajador.
 Afectación directa a la salud

1. LIMITACIÓN DE LAS COMUNICACIONES

La limitación en las comunicaciones del trabajador acosado es uno de los comportamientos más frecuentes para reducir las posibilidades de la víctima de comunicarse adecuadamente con otros, incluido el propio acosador. Esta conducta tan común, se centra en la desconexión de los canales de comunicación del trabajador con su entorno y se plasma en la realidad con actos como la negación del saludo, la desatención de la víctima, la crítica directa hacia su trabajo. Pequeños actos, de forma continuada, que van minando al trabajador.

A simple vista pueden ser comportamientos poco perjudiciales para una persona adulta, sin embargo, la reiteración en el tiempo hacen que la víctima se vaya aislando de su entorno poco a poco.

De forma esquemática hemos indicado algunos de los comportamientos que se englobarían en la limitación de las comunicaciones:

 El jefe o acosador no permite a la víctima la posibilidad de comunicarse.
 Se interrumpe continuamente a la víctima cuando habla.
 Los compañeros le impiden expresarse.
 Los compañeros le gritan, le chillan e injurian en voz alta.
 Se producen ataques verbales criticando trabajos realizados.
 Se producen críticas hacia su vida privada.
 Se aterroriza a la víctima con llamadas telefónicas.
 Se le amenaza verbalmente.
 Se le amenaza por escrito.
 Se rechaza el contacto con la víctima (evitando el contacto visual, mediante gestos de rechazo, desdén o menosprecio, etc.).
 Se ignora su presencia, por ejemplo dirigiéndose exclusivamente a terceros (como si no le vieran o no existiera).

2. LIMITACIÓN DEL CONTACTO SOCIAL

Es práctica habitual el aislamiento social de la víctima con su entorno social y personal. El acosador utiliza técnicas muy sutiles que consiguen que no necesite llegar a prohibir de forma directa la comunicación entre la víctima y los compañeros en la mayoría de ocasiones, puesto que quien mantiene el contacto con la victima tiene consecuencias perjudiciales en el ámbito de trabajo tanto directa como indirectamente.

La limitación del contacto social puede llegar manifestarse en comportamientos como por ejemplo:

 No se habla nunca con la víctima.
 No se le deja que se dirija a uno.
 Se le asigna a un puesto de trabajo que le aísla de sus compañeros.
 Se prohíbe a sus compañeros hablar con él.
 Se niega la presencia física de la víctima.

3. DESPRESTIGIO DEL TRABAJADOR DELANTE DE SUS COMPAÑEROS.

Se trata de actividades de acoso dirigidas a desacreditar o impedir a la víctima mantener su reputación personal y/o laboral. En la práctica los comportamientos más habituales para desprestigiar a la víctima en su entorno laboral son la ridiculización de la víctima, la monitorización, cuestionar contantemente sus decisiones. Todo ello con la intención de que sus compañeros lo traten de loco o paranoico o “raro”.

De forma esquemática, alguno de los comportamientos tendentes a desprestigiar a la víctima serían:

 Se maldice o se calumnia a la víctima.
 Se hacen correr cotilleos y rumores orquestados por el acosador.
 Se ridiculiza a la víctima.
 Se atribuye a la víctima ser una enferma mental.
 Se intenta forzar un examen o diagnóstico psiquiátrico.
 Se fabula o inventa una supuesta enfermedad de la víctima.
 Se imitan sus gestos, su postura, su voz y su talante con vistas a poder ridiculizarlos.
 Se atacan sus creencias políticas o religiosas.
 Se hace burla de su vida privada.
 Se hace burla de sus orígenes o de su nacionalidad.
 Se le obliga a realizar un trabajo humillante.
 Se monitoriza, anota, registra y consigna inequitativamente el trabajo de la víctima en términos malintencionados.
 Se cuestionan o contestan las decisiones tomadas por la víctima.
 Se le injuria en términos obscenos o degradantes.
 Se acosa sexualmente a la víctima con gestos o proposiciones.

4. DESPRESTIGIO Y DESACREDITACIÓN DE LA CAPACIDAD PROFESIONAL Y LABORAL DEL TRABAJADOR.

Estamos ante actividades de acoso dirigidas a reducir la ocupación de la víctima y su empleabilidad mediante la desacreditación profesional. Normalmente se da en trabajadores ejemplares en el aspecto personal y profesional y que precisamente por esas razones sufren situaciones de acoso, aunque también puede darse en trabajadores poco eficaces en sus labores profesionales.

Mediante las siguientes conductas, el acosador consigue que la víctima sufra un desprestigio profesional:

 Se le priva de cualquier ocupación, y se vela para que no pueda encontrar ninguna tarea por sí misma.
 Se le asignan tareas totalmente inútiles o absurdas
 Se le asignan tareas muy inferiores a su capacidad o competencias profesionales.
 Se le asignan sin cesar tareas nuevas.
 Se le hace ejecutar trabajos humillantes.
 Se le asignan tareas que exigen una experiencia superior a sus competencias profesionales.

5. COMPROMETER LA SALUD

Como no puede ser de otra manera, las situaciones de acoso afectan de forma directa a la salud de las víctimas que lo padecen. Por lo que nos encontramos en la práctica no solo padecimientos psíquicos como estrés, la ansiedad, el miedo e el insomnio sino también padecimientos físicos como la caída del cabello, el bajo peso o la pérdida del apetito entre otros muchos.

De forma detallada se va a reseñar alguno de los comportamientos más comunes que perjudican gravemente la salud del trabajador que está siendo víctima de los abusos.

 Se le obliga a realizar trabajos peligrosos o especialmente nocivos para la salud.
 Se le amenaza físicamente.
 Se agrede físicamente a la víctima, pero sin gravedad, a título de advertencia.
 Se le agrede físicamente, pero sin contenerse.
 Se le ocasionan voluntariamente gastos con intención de perjudicarla.
 Se ocasionan desperfectos en su puesto de trabajo o en su domicilio.
 Se agrede sexualmente a la víctima.